jueves, 21 de enero de 2016

Shakespeare: "Timón de Atenas"

Nos encontramos ante una tragedia de Shakespeare que pese a no ser una de las más conocidas tiene un gran tema a tratar: el egoísmo y la codicia del ser humano.

Shakespeare nos muestra cómo el ser humano puede destruir la bondad y la inocencia de un hombre, haciendo especial hincapié en la ignorancia o ingenuidad que dicho hombre presenta ante los demás.

Dicha ingenuidad se encarga de recordarla el filósofo misántropo, que ya desde un principio trata de hacer ver –en vano– la falsedad de los hombres que acompañan a Timón. Más tarde, le reprocha a este su propio desentendimiento y el haber abrazado el misantropismo por pura necesidad cuando antes renegaba de él. Además, cabe señalar que quizás uno de los diálogos más interesantes de la obra sea el de dicho filósofo con Timón, una vez que este ha abandonado Atenas.

En una de las observaciones le sugiere: “Y si desde antes hubieras odiado a los entrometidos ahora te amarías más a ti mismo”. Y de esta forma podríamos entender que Timón, al haber amado ciegamente a los demás hombres y haber sido traicionado después, ya no es capaz de amarse a sí mismo. Pues al renegar de los demás hombres, no puede excusarse a sí mismo. De tal forma me resultan las palabras del filósofo. Y por último, aunque no todo sea falsedad, pues su criado Flavio se mantiene fiel a él incluso en la pobreza, nuestro dramaturgo no deja, ni siquiera entonces, de recordarnos que no debemos confiar en los hombres.
Esta obra constituye, pues, una profunda crítica social, que le confiere a mi parecer un gran peso moral que nos arrastra a la reflexión sobre la naturaleza del ser humano.

Deberíamos preguntarnos, pues, si el ser humano no es un ser que envenena el mundo y lo corrompe. Timón le pregunta a Apemanto qué haría si poseyera el mundo y nuestro filósofo le responde que entregárselo a las bestias, añadiendo después que se dejaría caer en la destrucción de los hombres para ser una bestia entre bestias. Podríamos pues responder a nuestra pregunta con las palabras del filósofo.


Ainhoa Jiménez Arranz. 1º Bachillerato B

__

No hay comentarios:

Publicar un comentario